Make your own free website on Tripod.com


  Patrióticas  

"Al Liceo Miguel Araya Venegas"

"Al Liceo de Tilarán"

"Las Naciones Unidas

"Plegaria a don Mauro Fernández"

"A la Escuela Monseñor Luis Leipold"



                    "Himno al Liceo Miguel Araya Venegas"

                    Letra:    Gerardo Gómez R.
                    Música: Jesús Bonilla Ch.

                    Como fruto de lucha sin par,
                    que es presea de noble intención,
                    el cañero con fe y con tesón
                    su liceo logró conquistar.

                    Guanacaste, provincia ancestral,
                    que a la patria espontánea se dio.
                    Cañas hoy su destino plasmó
                    su cultura y progreso inmortal.

                    Mujeres:
                                 Una etapa el cañero por fin,
                                 con denuedo y honor superó
                                 su liceo el ideal que soñó,
                                 ya es fanal que ilumina el confín.

                    Todos:
                                 Con un canto estudiantes cañeros,
                                 al liceo juremos honrar,
                                 nuestro orgullo será siempre exclamar:
                                 "Estudiar y servir compañeros."
                    
                    Cañas, 15 de abril de 1965.

Ir al índice

"Canto al Liceo de Tilarán"

¡Tilarán! Dejada a la gloria que pose sus alas con la frente augusta de tus nobles hijos. Gallardos mancebos de estudios prolijos que al fin embrazaron la elegida de Palas. Ufanos cantemos, todo se hizo bien al cumplirse un lustro de vida precoz; ¡Salve Bachilleres! Canten a una voz la selva y el prado y el pueblo también. Gloria a las mujeres, gloria a los varones que hoy a su liceo le dicén adiós. Se van satisfechos, de que irán en pos. Van como argonautas tras el vellocino de sus ilusiones. ¡Tilarán! Perdona a mi numen, no puedo rimar para darte un canto de amor, y de fe. De tu meta triunfal sólo sé, que tus bravos hijos la habrán de alcanzar. Cañas, 13 de diciembre de 1956

Ir al índice

"Las Naciones Unidas" En un ansia suprema de paz alcanzaron los pueblos hermanos, consagrar los derechos humanos, y unidos trocarse en un haz. Noble esfuerzo de afán pacifista que plasmó en las Naciones Unidas como un reto a las fuerzas vencidas cuya ley fue el temor, la conquista. Levantemos en alto las mentes en ofrenda de fe universal; fulja airoso con luz sideral, el sagrado derecho de gentes. Nadie intente algún pueblo turbar en esta hora de planes suicidas. Allí est7aacute;n las Naciones Unidas cuya meta es la paz conservar. Cañas, 24 de octubre de 1968

Ir al índice

"Plegaria a don Mauro Fernández" Iluminado campeador de la cultura fue este patricio que la patria añora. Es por ello que su nombre irradia ahora, desde el alto pedestal donde fulgura. Paladín de una epopeya, con premura trazó el mismo su mejor semblanza. Dictó las normas en que al fin descansa nuestro sistema popular de la cultura. Por todo ello la patria emocionada, en este dí su memoria evoca, cuando la meta a que aspiró, ya fue alcanzada. Fue don Mauro Fernández, visionario de la enseñanza primaria y secundaria. Vaya para él, de la patria esta plegaria con el suave calor de un incensario. En esta fecha de motivos grandes, resplandecen dos etapas como un astro; una, el día con que se honra al Maestro; otra, el onmástico de un inmortal: Mauro Fernández.

Ir al índice

"Himno a la Escuela Monseñor Luis Leipold Herberth" Letra: Gerardo Gómez R. Música: Jesús Bonilla Ch. Entonemos un himno de gloria a la escuela que nos da el saber; entonemos un himno, y la historia diga cuáles supieron vencer. Nuestras voces proclamen, en tanto, cada día con más devoción la esperanza, que es fuerza y que es canto, de ser hombres de honor y de acción. El estudio es fanal que ilumina el sendero donde hay que lidiar; si es la fuerza creadora que anima, nuestro lema ha de ser: estudiar. Vamos, pues, estudiantes cañeros, jubilosos en pos de un ideal; esta escuela ha de ser, compañeros, nuestra amiga fraterna y muy leal. Entonemos un himno de gloria a la escuela que nos da el saber; entonemos un himno, y la historia diga cuáles supieron vencer.

Ir al índice